Las Parroquias celebrarán la campaña contra el hambre durante el próximo fin de semana.

Miércoles, 7 de Febrero de 2018

Las Parroquias celebrarán la campaña contra el hambre durante el próximo fin de semana.




Con cenas del hambre, colectas, y venta de productos de la ONG de la Iglesia Católica Manos Unidas. La campaña de este año destinará el dinero a la mejora de la infraestructura de un Colegio Profesional Agrícola.

Las Parroquias de la Vall de Segó celebran en este fin de semana la campaña contra el hambre, organizada por la ONG de la Iglesia Católica Manos Unidas, y bajo el lema "comparte lo que importa".

En concreto las Parroquias han organizado para el próximo viernes 9 de febrero, dos cenas del hambre, una que se celebrará en Faura y otra en Quart de les Valls. La cena se conmemora dentro del marco del día del ayuno voluntario. Tal y como han indicado desde la propia organización, "estas cenas buscan concienciar a la gente, sobre la necesidad de compartir lo que tenemos", además, de colaborar y presentar ante los asistentes el proyecto asignado para este año.

Con la cena, la venta de material de Manos Unidas tanto en las cenas, como en las propias comunidades cristianas, así como las colectas de las Misas del fin de semana, se destinarán al proyecto que busca mejorar la infraestructura de un Colegio Profesional Agrícola.

El proyecto tiene un coste total de 43.225€, y se desarrollará en el Chad (África). Para dicho proyecto, no sólo se espera o se puede recibir ayuda de las colectas y las cenas, sino también pueden hacerlo desinteresadamente quienes quieran tanto personas particulares, como empresas, como distintas entidades.

Los beneficiaros del proyecto serán jóvenes de ambos sexos, de 12 a 16 años, que viven en comunidades rurales muy pobres, con escasas oportunidades de formación y empleo. Directamente se beneficiarán los 120 alumnos de la escuela, 90 chicos y 30 chicas, que estudian el primer ciclo de secundaria profesional que consta de 4 cursos; 25 de los alumnos son internos.

La economía de las familias de esta zona del Chad (África), situados en la localidad de Bougoudang, a 30 km de Condor en la región de Mayo Kebi, se basa en una agricultura de subsistencia, siendo los principales cultivos el mijo para su alimentación, y el algodón y arroz para obtener dinero que les permita adquirir algunos bienes.

Los servicios sociales de salud y educación son insuficientes; la mayoría de la población es analfabeta, un 75% en mayores de 15 años, y 90% entre las mujeres.

Por lo que este proyecto dirigido y sustentado por las Religiosas del Sagrado Corazón, busca rehabilitar las infraestructuras del colegio, construir un edificio de 192 metros cuadrados con dos aulas y un despacho, adquirir mobiliario y luz solar, además de la compra de materiales para la escuela, más la incorporación de 7 profesores.

Las Parroquias de los Valles, de la subcomarca del Camp de Morvedre, animan a participar en esta campaña solidaria, y esperan ser un puntal fuerte, para poder sacar adelante este proyecto con la colaboración de los fieles y personas de buena voluntad.