Centenares de personas asisten a la fiesta de san Peregrí en Quart de les Valls

Miércoles, 2 de Mayo de 2018

Centenares de personas asisten a la fiesta de san Peregrí en Quart de les Valls




Durante la solemne Misa se bendijo el tradiconal "Prim", y posteriormente, se bendijeron las calderas y se repartieron 3.000 raciones. Todo ello organizado desde la Parroquia por la Junta de san Peregrín.

La localidad de Quart de les Valls vivió ayer uno de mayo, uno de sus días entrañables. Una fiesta de tradición servita y heredada o transmitida por los propios frailes pero que en la localidad de la Vall de Segó ya es de notorio arraigo: la fiesta de san Peregrín.

La fiesta organizada toda ella desde la Parroquia por la Junta de san Peregrín viene a ser uno de los días más señalados en el calendario quartero y de muchas localidades, tanto de alrededor como de otros pueblos, de la Provincia de Valencia o de la Provincia de Castellón.

La Junta de san Peregrín es la encargada de pedir los "Prims", cortarlos, preparar la Santa Misa, organizar y repartir las 3.000 raciones de caldera. Todo ello sale de los donativos de los fieles y personas de buena voluntad que quieren colaborar o participar.

Desde las 8h de la mañana el templo empieza a oler a horno, pues la Iglesia se llena de este producto artesano, típico de la zona, que no es ni panquemao, ni mona, sino que toma el léxico de "Prim". Durante la Misa se bendicen, y al finalizar la misma se reparten. Muchos de esos trozos son llevados a los enfermos. Una vez finalizada la Misa, se bendicen las calderas en la plaza mayor y se reparten para todos los asistentes.

Cabe destacar que la Junta de san Peregrín y la Parroquia no reciben ninguna ayuda para la fiesta todo sale del bolsillo de los fieles y de las personas de buena voluntad.

A la Misa asistieron cientos de personas que abarrotaron el Templo. En la homilía que pronunció el párroco Paco Llorens, destacó la necesidad de identificarnos en la persona de san Peregrín para alcanzar la santidad. Además, quiso rememorar la labor de los Siervos de María, y la "necesidad de cuidar el sentido religioso de nuestras fiestas, dónde a pesar de las dificultades, tenemos que estar atentos y seguir siendo incansables anunciadores del Evangelio". Para ello puso dos ejemplos destacados del libro de efemérides de los Siervos de María en Quart de les Valls: la importancia de la Misa y la Confesión en la vida del pueblo y de la comunidad cristiana, y las dificultades para poder desarrollar la tarea pastoral con total libertad y facilidad.

En la Eucaristía concelebraron una decena de sacerdotes, entre ellos el párroco de Faura y Benifairó Guillermo Carrasco, y el Vicario Episcopal de la zona Camilo Bardisa.

La Junta de san Peregrí ha querido agradecer toda la colaboración que han recibido de fieles y vecinos, y la Parroquia en nombre de todos ellos también les quiso agradecer públicamente todo el esfuerzo y dedicación.